Cada tercer fin de semana del mes de julio, la villa de Sepúlveda se engalana para celebrar la Fiesta de los Fueros, reviviendo el ambiente del mercado medieval y llenando sus calles de artesanos, colorido, magia, fuego, historia y animación.

De esta forma se conmemora el Fuero otorgado a la Villa por el conde Fernán González. Durante los dos días que dura la feria, el gran mercado medieval que invade la plaza y las calles aledañas y que está compuesto por cerca de 50 artesanos venidos de todos los puntos de la geografía española, se convierte también en escenario de numerosos espectáculos de animación: música, teatro, actividades infantiles… Diferentes compañías se encargan de llenar de vida y ambiente medieval la villa con sus pasacalles y actuaciones a lo largo de todo el día. Para los más pequeños se instala una zona infantil en la Plaza de Santiago con actividades y atracciones y, por la tarde, disfrutan de un divertido y entretenido cuentacuentos en la Plaza de España.

Los vecinos de Sepúlveda colaboran activamente en la organización de esta fiesta. Destaca su implicación en los cuadros teatrales que se pueden disfrutar, el sábado y el domingo por la tarde, en dos escenarios de lujo: el arco del Ecce Homo y la Plaza de San Esteban.

Vecinos y visitantes deben reponer fuerzas a la hora de la cena. Numerosos establecimientos hosteleros de la localidad ofrecen exquisitos menús medievales y, a partir de las 10 de la noche, en el arco del Ecce Homo, se desarrolla “El buen yantar”: bocadillos y refrescos a precios populares.

El punto álgido de la fiesta llega al anochecer, cuando los antorcheros comienzan, tras el toque de “La Queda”, que tiene lugar a las 10 de la noche, a iluminar las calles de la villa con más de 500 antorchas. A medianoche, en la Plaza de España, y tras la procesión y romance de los Caballeros Templarios, la música de los tambores llamará la atención de los presentes: comienza la lectura del Fuero. A continuación, llegará un momento mágico, la Música de las Antorchas, con un concierto de música tradicional.


 

primi sui motori con e-max
Scroll to top