En pocos días el rojo, el amarillo, el naranja y el marrón colorearán Sepúlveda y las Hoces del Río Duratón

            ¡Gracias Verano! El otoño acaba de llamar a la puerta y el inusual verano que hemos vivido nos dice adiós, pero lejos de ver lo que no fue nos vamos a centrar en lo positivo, en lo que fue, es por ello que queremos agradecer a todos los turistas llegados desde los diferentes puntos de la geografía española, a la gente que ha abierto las puertas de sus segundas residencias y ha elegido Sepúlveda y la región para pasar el verano, y a los habitantes de Sepúlveda, por haber hecho que este verano haya sido posible, porque de nada sirve un escenario si no se llena de vida cada día y entre todos habéis conseguido hacer desaparecer el silencio que se había apoderado de las calles en la primavera. Septiembre llega poco a poco a su fin y el otoño ya está aquí.

            Otoño es sinónimo de turismo en Sepúlveda, de paisajes espectaculares, de sabor y olor a lechazo y dulces típicos, de visitas a monumentos y museos, de paseos con amigos y familia, de veranillos e inviernos inesperados, de excursiones, de fines de semana repletos de ganas de disfrutar y de vivir. No sabemos qué pasará mañana, pero si buscas un lugar en el que reír, respirar, disfrutar, conocer, saborear, admirar, descansar, estar tranquilo, pasear, amar, colorear, fotografiar, relajarte, vivir y teletrabajar tu destino es Sepúlveda.

El otoño es sin duda una fantástica época no sólo para conocer Sepúlveda y todo lo que ofrece sino también para adentrarse en el parque natural de las hoces del río Duratón y respirar y disfrutar de cada uno de sus maravillosos paseos, al tiempo que de los espectaculares paisajes y colores que nos regala esta estación.

Por muchos aún desconocido, Sepúlveda es la puerta de entrada al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, envuelta por este espacio natural Sepúlveda es un lugar para todos los públicos.

            Si lo que te gusta es la naturaleza y respirar aire puro, te invitamos a hacer algunas de las rutas que hay en Sepúlveda. A tres de las seis sendas que pertenecen al parque natural de las hoces del río Duratón que son la familiar “Senda de los Dos Ríos”, la accesible “Senda de la Glorieta” y la “Senda Larga”, hemos de unir dos más alrededor de la localidad en las que disfrutar de la naturaleza en estado puro, una de ellas es la “Senda del Caslilla” y la otra, la “Senda de la Hocecilla”, dos paseos que es posible hacer andando o en bicicleta, solo, en familia o con amigos. Si Sepúlveda es el inicio del parque, el paraje de la Ermita de San Frutos es el final. Un espectacular lugar que les invitamos a visitar a tan sólo 20 minutos en coche desde nuestra localidad.

Por otro lado, si eres más de descubrir cada rincón y callejuela y disfrutar del arte y la historia del municipio, son numerosas las posibilidades. Como señalábamos Sepúlveda se erige sobre las primeras hoces del río Duratón, unas hoces que explican el motivo por el que en Sepúlveda la muralla natural tiene tanta importancia como la construida. Abierta al mundo a través de siete puertas, aunque es posible que hubiera otras entradas, adentrarse por ellas e ir recorriendo la Villa permite al visitante conocer magníficas iglesias románicas, singulares rincones, casas blasonadas, barrios y lugares con mucho encanto, arquitectura popular y detalles y construcciones únicas. A las importantes iglesias románicas del Salvador, Ntra. Sra. la Virgen de la Peña y San Bartolomé, hemos de unir el Museo de los Fueros, situado en la antigua iglesia de los Santos Justo y Pastor, el Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel de Sepúlveda, el Museo de pintura Lope Tablada de Diego, el Museo Fijas y la Casa del Parque de las Hoces del Río Duratón (iglesia de Santiago). Descubrir Sepúlveda de día es una maravilla y hacerlo al llegar la noche es una preciosa experiencia.

Y como recorrer y visitar un lugar siempre da ganas de comer, qué mejor manera que hacerlo degustando nuestro plato estrella, el Lechazo Asado en horno de leña. Conocida como la Catedral del Lechazo Asado, Sepúlveda es sinónimo de exquisita gastronomía. A ello, hay que unir y nunca olvidar la deliciosa e irresistible repostería sepulvedana.

            En definitiva, Sepúlveda es considerada como una de las salas más bonitas del museo más grande del mundo. Recorrerla es vivir y respirar historia, arte, naturaleza, gastronomía y cultura viva, es pintar atardeceres que poco tienen que envidiar a los descritos por grandes revistas de viajes, es escuchar el silencio, a veces tan importante, pero también la vida que recorre nuestras calles y rincones, es sentir las historias que las piedras y las gentes del lugar nos tienen que contar y que son el mejor legado vivo de nuestra cultura inmaterial. Un destino que nos permitirá no olvidar lo maravilloso que es viajar, revivir lugares o descubrir aquello que es desconocido.

            Es cierto que la situación actual es incierta y complicada, pero Sepúlveda sigue trabajando para hacer de nuestra localidad un destino seguro, sostenible, saludable y divertido. Por ello, el municipio y el sector turístico siguen trabajando duro con el fin de convertir sus establecimientos y lugares de interés en espacios seguros así como, todas las actividades que llevan a cabo, con el objetivo de conseguir la máxima protección para empleados, visitantes y población en general. Ahora toca seguir siendo responsables, cumplir las normas y hacer todo lo que nos marcan, para mantener la estabilidad, la confianza y el bienestar para todos. En definitiva, lograr paso a paso que Sepúlveda siga siendo un destino de referencia, ahora, en este nuevo Turismo de Interior que ha de aprender cada día que pasa y adaptarse a las situaciones que van surgiendo.

¡Os esperamos con los brazos abiertos!

 

www.turismosepulveda.es

primi sui motori con e-max

logolospueblosmasbonitos

BannerTienda

BannerVisitasGuiadas

BannerMLT

 museocarcel

museofueros

certamendeteatro

bannerfiestafueros

bannerayto

bannerfiguras

Scroll to top