Desde tiempos lejanos cientos de Sepulvedanos y Sepulvedanas, de visitantes llegados desde toda la geografía española y más allá de nuestras fronteras, han recorrido día a día la localidad de Sepúlveda, descubriendo cada despertar algo distinto y admirando cada día y noche todo lo que la define.

Recorrer Sepúlveda es vivir cada día un amanecer y una puesta de sol diferente, es respirar historia, arte, naturaleza, gastronomía y cultura viva. Viva gracias a todas las personas que viven y que vienen a visitar nuestra localidad.

            Por muchos es conocido el patrimonio histórico, artístico, gastronómico y cultural de Sepúlveda, pero también para muchos es todavía desconocido. Sepúlveda, puerta de entrada al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, comenzó a tener vida muchos siglos atrás y siglos después, el resultado es que somos una de la salas más bonitas e increíbles del museo más grande del mundo, que es Castilla y León, y que nuestras puertas están abiertas para que disfrutéis de esta Sala Viva por primera vez o nuevamente.

            Si lo que te gusta es la naturaleza, la tranquilidad y respirar aire puro, te invitamos a hacer algunas de las rutas que hay en Sepúlveda. A tres de las seis sendas que pertenecen al Parque Natural de las Hoces del Río Duratón que son la familiar Senda de los Dos Ríos, la accesible Senda de la Glorieta y la Senda Larga, hemos de unir dos nuevas rutas en las que disfrutar de la naturaleza en estado puro, una de ellas es la Senda del Caslilla y la otra, la Senda de la Hocecilla, dos rutas que es posible hacer andando o en bicicleta, solo, en familia o con amigos.

Si Sepúlveda es el inicio del parque, el paraje de la Ermita de San Frutos es el final. Un espectacular lugar que les invitamos a no dejar de visitar a tan sólo 20 minutos en coche desde nuestra localidad.

            Si eres más de descubrir cada rincón y callejuela y disfrutar del arte y la historia del municipio, son numerosas las posibilidades. Como señalábamos Sepúlveda se erige sobre las primeras hoces del río Duratón, unas hoces que explican porque en Sepúlveda la muralla natural tiene tanta importancia como la construida. Abierta al mundo a través de siete puertas, aunque es posible que hubiera otras entradas, adentrarse por ellas e ir recorriendo la Villa permite al visitante conocer magníficas iglesias románicas, singulares rincones, casas blasonadas, barrios y lugares con mucho encanto, arquitectura popular y detalles y construcciones únicas. A las importantes iglesias románicas del Salvador, Ntra. Sra. la Virgen de la Peña y San Bartolomé, hemos de unir el Museo de los Fueros, situado en la antigua iglesia de los Santos Justo y Pastor, el Centro de Interpretación de la Antigua Cárcel de Sepúlveda, el Museo de pintura Lope Tablada de Diego, el Museo Fijas y la Casa del Parque de las Hoces del Río Duratón (iglesia de Santiago). Descubrir Sepúlveda de día es una maravilla y hacerlo al llegar la noche es una preciosa experiencia.

            Y como recorrer y visitar un lugar siempre da ganas de comer, qué mejor manera que hacerlo degustando nuestro plato estrella, el Lechazo Asado en horno de leña. Conocida como la Catedral del Lechazo Asado, Sepúlveda es sinónimo de exquisita gastronomía. A ello, hay que unir y nunca olvidar la deliciosa e irresistible repostería sepulvedana.

            Sepúlveda es un destino para todos los públicos, un escenario perfecto para disfrutar este verano de la libertad, el descanso, el aire puro, los amigos, la familia, la gastronomía, el patrimonio y los numerosos paseos y rutas que hay en la localidad y que la convierten en un lugar perfecto para que este verano deseado se convierta en un verano único. Disfrutar con tranquilidad de lo que ofrece Sepúlveda y su entorno natural.

            Y nunca olvidar que Sepúlveda está abierto todos los días del año para visitarla, para vivir en ella, para descansar, para respirar aíre puro, para teletrabajar, para contemplar, para adquirir conocimientos, para pintar atardeceres que poco tienen que envidiar a los descritos por grandes revistas de viajes, para escuchar el silencio, a veces tan importante, pero también la vida que recorre nuestras calles y rincones; para sentir las historias que las piedras y las gentes del lugar nos tienen que contar y que son el mejor legado vivo de nuestra cultura inmaterial. Y es que como señalábamos, si eres amante de la naturaleza, de la historia, del arte, de la cultura viva e inmaterial, de la gastronomía, tu destino es Sepúlveda. Un destino que nos permitirá nunca olvidar lo maravilloso que es viajar, revivir lugares o descubrir aquello que es desconocido.

            Decía nuestro querido Antonio Machado “Tiene el pueblo siete llaves para siete puertas. Son siete puertas al campo, las siete abiertas” Y es que cuando una puerta se cierra hay otra abierta esperando a ser cruzada, y las puertas de Sepúlveda están abiertas para recibiros y para que entréis cuantas veces queráis por ellas.

www.turismosepulveda.es

primi sui motori con e-max

logolospueblosmasbonitos

BannerTienda

BannerVisitasGuiadas

BannerMLT

 museocarcel

museofueros

certamendeteatro

bannerfiestafueros

bannerayto

bannerfiguras

Scroll to top